viernes, 8 de abril de 2011

Arrancar en cuesta con embrague

Muchos de nosotros, a la hora de quedarnos parados en mitad de una cuesta, pues no nos cuesta nada sacar de ahí cualquier vehículo, sobre todo los expertos conductores, pero ¿y los novatos? ¿saben arrancar y poner en funcionamiento un vehículo cuesta arriba? La respuesta solo la tienen los profesores de autoescuela.

Aunque en el vídeo anterior os enseña repetidamente como hacerlo, debo decir, que cada coche es un mundo.

Personalmente, en la autoescuela que me saqué el carnet de conducir, el coche era nuevo, embrague muy suave y bastante potente. Pero cuando nos compramos el primer coche, ese coche de segunda mano, con las piezas más gastadas que el banco de los viejos de tu pueblo, vemos que no es todo color de rosa. El coche apenas sale en embrague y encima se nos cala una y otra vez.

La manera más sencilla de salir, es acelerar un poco y llevarlo a unas revoluciones doble a la que el coche esté en ralentí. Así si un coche está a 1000 rpm en ralentí, si llevamos el coche a 2000 rpm y soltamos el embrague poco a poco, el coche saldrá lenta y progresivamente.

En el caso de que el coche se os cale una y otra vez, deberéis practicar y practicar, no creáis que en una semana lograréis controlar el embrague. En un año el manejo ya es más avanzado y la coordinación es casi mecánica, por lo que los novatos pasamos a quitar la "L" y controlamos el vehículo perfectamente.

Mi consejo: Tomaros con calma las salidas con embrague, y no forcéis ni déis acelerones. El truco es practicar y practicar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu opinión.